Gente

Durante sus 85 años de vida, el ‘Oráculo de Omaha’ ha acumulado una gran sabiduría y la ha compartido con el mundo. Uno de sus libros sintetiza ahora esas ideas de las que hemos escogido un decálogo básico.

Para los escritores financieros, los ‘buffettismos’ o citas del inversor multimillonario Warren Buffett, son tan populares como las antológicas presentaciones de producto de Steve Jobs. Para cualquiera que busque una buena colección de citas del apodado como ‘Oráculo de Omaha’, ha llegado a las librerías una nueva obra –de momento sólo en inglés– titulada My Warren Buffett bible (‘Mi biblia de Warren Buffett’, publicado por Skyhorse Publishing) de Robert L. Bloch, hijo del fundador de H&R Block, una empresa en la que invirtió hace cerca de una década la compañía de Buffett, Berkshire Hathaway.

Bloch ha recopilado una selección de 284 citas, la gran mayoría enfocada en la principal ocupación –y habilidad– de Buffett: la inversión. La mayor parte de ese contenido del libro resultará familiar a los profesionales del sector, especialmente allí donde habla sobre cuestiones como la diversificación (“para ignorantes“) y los fosos (“esenciales“).

En busca de algunas de esas perlas de sabiduría que han permitido a Buffett obtener éxito tanto en la vida como en los negocios, hemos seleccionado aquellas que puedan servir a los que empiezan, a jóvenes que aún están decidiendo su destino. Después de todo, Buffett tiene 85 años, e incluso más allá de su fortuna de 61.000 millones de dólares, es evidente que en muchos aspectos ha sabido labrarse una vida ejemplar. Forbes cuenta las vidas de muchos millonarios de éxito, pero pocos son tan admirados y respetados como Buffett (en contraste con las tribulaciones de Donald Trump o Stewart Rahr). Buffett tiene una calidad humana que es a la vez ética y humilde.

Estas diez citas vitales de Warren Buffett podrían beneficiar a casi cualquier persona, incluso a aquellas que no tienen interés especial por invertir. En cierto modo, la sabiduría de Buffett representa la sabiduría de las personas nacidas durante la Gran Depresión. No en vano muchas de sus citas recuerdan cosas que se podían escuchar de labios de personas de una o dos generaciones atrás. Por desgracia, hubo demasiada gente que pasó por alto aquellas recomendaciones.

1.- “Es mejor convivir con gente mejor que tú. Escoge a socios cuyo comportamiento sea mejor que el tuyo y eso te permita seguir su dirección

Éste es Warren debatiendo el viejo tema sobre “innato o adquirido“.

Nos hace pensar en la práctica de “poner el listón muy alto“, especialmente durante los años de formación. Una aplicación práctica sería la de enviar a tus hijos a la escuela más estricta y competitiva a la que puedan entrar y que puedas permitirte, porque a largo plazo no ahorrarás dinero si en lugar de hacer eso envías a tu descendencia a un centro en el que no será desafiado y tendrá, en general, un nivel intelectual superior al de todos sus compañeros.

2.-  “A veces el dinero te permite estar en ambientes más interesantes, pero no puede cambiar el número de personas a las que quieres ni establecer tu estado de salud

Un ‘buffettismo’ sobre el equilibrio entre el trabajo y la vida. Todos conocemos a personas que descuidan a sus familias y su salud en la búsqueda del todopoderoso dinero. Basta pensar en la ‘gran avara’ del siglo XIX, Hetty Green, la mujer más rica de Wall Street en su momento. Según la mayoría de los relatos vivió de forma miserable, sus hijos la odiaban y a pesar de que su objetivo era mantener intacta su fortuna de 100 millones de dólares, finalmente se dispersó y ella hace tiempo que ha sido olvidada.

3.- “Lo que el sabio hace al principio, los necios lo hacen al final

El lema de los Boy Scouts ‘Siempre listos’ viene a la mente con ésta reflexión. Si vas a emprender un proyecto para lograr un objetivo, investiga primero y sienta las bases adecuadas para tener éxito. Muchos inversores, por ejemplo, llevan a cabo compras impulsivas de acciones, se decantan por OPIs populares y luego se sientan a hacer el trabajo duro de evaluar el valor real de la empresa una vez que la acción está ya en su cartera. Durante la burbuja de las ‘puntocom’ de 1999 y 2000, esta práctica de riesgo era bastante habitual.

4.- “La diferencia entre las personas de éxito y las personas de gran éxito es que las segundas dicen ‘no’ a casi todo

5.- “Nunca le preguntes a un peluquero si necesita un corte de pelo

No importa con quién estés tratando, recuerda tener en cuenta los motivos de cualquier persona que se siente a la mesa contigo. Prácticamente todo el mundo tiene su propia agenda.

6.- “Insisto en que debe invertirse mucho tiempo casi todos los días a sentarte y pensar. Eso es muy poco común en los negocios estadounidenses. Leo y pienso. Así que hago más lectura y reflexión, lo que suponen menos decisiones impulsivas que la mayoría de la gente en los negocios

Vivimos en una era de conexión total y permanente en la que la sobrecarga de información es aguda. Hay una presión constante para actuar, responder correos, buscar, contestar… Baja el teléfono, apaga la televisión y tómate un poco de tiempo para pensar.

7.- “Tardas 20 años en construir una reputación y cinco minutos en arruinarla. Si piensas en eso, harás las cosas de manera diferente

Éste es un consejo especialmente importante para los jóvenes que están tentados a tomar atajos y que a veces cruzan límites éticos o legales, ya sea porque no están de acuerdo con ellos o porque todo el mundo parece estar haciéndolo. En la década de los 80 se hizo famoso un caso concreto en el que un joven periodista en ascenso del ‘Wall Street Journal’, Foster Winans, fue atrapado por tráfico de información privilegiada que al final le reportó apenas 31.000 dólares en ganancias financieras. Su carrera y cualquier oportunidad de volver a trabajar en la profesión que amaba quedaron arruinadas. Pasó nueve meses en una prisión federal y se ha visto obligado a vivir y trabajar en una relativa oscuridad desde entonces.

8.- “Sólo tienes que hacer bien unas pocas cosas en tu vida, siempre y cuando no hagas demasiadas cosas mal

Esta cita recuerda los consejos que el extenista profesional, ‘coach’ y autor de ‘best sellers’, Brad Gilbert, ofrece en una de sus obras. Afirma que quienes juegan al tenis con más éxito como una forma de recreo son aquellos que cometen menos errores en la cancha. Esto funciona también en la vida. No es necesario reinventar la rueda o ser la persona más inteligente en la sala. Simplemente evita cometer errores absurdos.

9.- “Si compras cosas que no necesitas, pronto tendrás que vender las cosas que necesitas

La mayoría de nosotros somos culpables de acumular cosas innecesarias. Para algunos son zapatos o bolsos de diseñadores famosos. Para otros, demasiadas guitarras.

10.- “Parece que hay alguna característica humana perversa por la que nos gusta hacer difíciles las cosas más sencillas

Esto se refiere claramente al enfoque KISS de Buffett –o lo que es lo mismo: ‘keep it simple, stupid’ (‘Es sencillo, estúpido’)– para invertir en empresas con modelos de negocio sencillos y fáciles de entender, por ejemplo seguros, banca o productos de grandes marcas, como Coca-Cola, Kraft o Heinz.

seryhumano.com / Marga Herrán

forbes.es

Comentarios