El Ser y YO

Un valor fundamental en nuestras vidas

El Respeto

El respeto de los hijos hacia los padres es fundamental en toda familia. Recibir educación fomentada en valores es indispensable en el desarrollo de un ser humano, y el respeto forma parte de educación de las personas nobles.

La primera relación que establece una persona en la vida es con sus padres. Los hijos observan a sus padres como sus mejores amigos. Por lo que es indispensable que se trate de mantener una relación respetuosa y amable.

El respeto debe enseñarse con el ejemplo, y para tener una relación sólida entre hijos y progenitores es importante establecer algunas reglas en el hogar.

Quiero resaltar de mi experiencia algo sencillo pero fundamental: la clave en la construcción de relaciones respetuosas con los hijos viene dada por la creación de un ambiente favorable a través del ejemplo cotidiano.

Amor y respeto: factores claves para una relación de pareja exitosa

Por ejemplo, el uso frecuente de las palabras: «Buenos días«, «Bendición«, «por favor«, «buen provecho«, «feliz noche«, «gracias«, «permiso«, «¡salud!»… entre otras, es básico.

El contacto de los hijos con un ambiente cargado de respeto, cuidado y afecto produce maravillosos efectos tanto en ellos como en nosotros.

También es muy bueno enseñar el valor de pedir disculpas cuando se ha hecho algo malo. Es bueno mostrarles las consecuencias y enseñarle a ofrecer una disculpa.

Otro factor importante que influye mucho en el respeto de los hijos hacia los padres es la comunicación. Es importante escuchar, sin interrumpirles, sus opiniones y pensamientos, pues así los hijos ven que existe interés en ellos.

Erróneamente se cree que los gritos infunden respeto y no es así. Por el contrario, los gritos y malas respuestas fomentan el miedo y la desobediencia. Si nos comunicamos con respeto fomentamos la honestidad y la responsabilidad.

Un ejemplo clave es la manera en la que se trata a los demás, por ejemplo, todas las personas con las que se interacciona en el día a día. Los hijos están observando todo y, sin quererlo, copiarán esas acciones.

De este modo, se puede entender cómo dar ejemplo es una de las formas más eficaces de enseñar. Siempre desde el respeto y la buena educación es posible transmitir valores muy positivos.

Un detalle más: coman juntos en la misma mesa. «Que compartir la comida en la mesa sea la regla y no la excepción«.

seryhumano.com / Andrés Landaeta*

*Coach y facilitador de talleres en el área de crecimiento y desarrollo personal.

Si quiere recibir en su celular esta y otras informaciones y artículos descargue Telegram, ingrese al link htts://t.ime/seryhumano y dele clic a +Unirme

Deja un comentario