Ser Científico

La pandemia del Covid-19 ha reducido y afectado los viajes en todo el mundo. Si bien aún no sabemos cómo o cuándo evolucionará la forma de viajar, lo que sí tenemos por cierto es que cambiará

Inteligencia Artificial en viajes

El coronavirus ha obligado a acelerar el proceso de transformación digital en diversas industrias, y la aérea es una que tendrá que incorporar tecnología de punta a sus operaciones e infraestructura.

La dinámica de los viajes post pandemia cambiará en muchos aspectos que principalmente involucran la relación entre las personas y la privacidad de los datos. Esto influirá en diversos contextos, como la reducción del contacto físico entre pasajeros y lugares de transporte (ej. aeropuerto); y la generación de nuevos mecanismos de autentificación que minimicen el error de identificación, cuiden la privacidad de datos, y agilicen el flujo de pasajeros”, explica John Atkinson, profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, y Doctor en Inteligencia Artificial por la Universidad de Edimburgo, Escocia.

Al respecto, y para velar por la seguridad y confidencialidad de los datos, el académico indica que una parte de la identificación de las personas puede ser abordado con tecnologías biométricas que se encuentran en avanzado nivel de desarrollo, como el reconocimiento facial.

Ya se están utilizando tecnologías de Blockchain, que se avizora como un enfoque para compartir en forma segura información entre diferentes partes de la industria de transporte. Esta puede proveer de una ‘verdad’ (y confiabilidad) en un instante de tiempo dado, que puede utilizarse para facilitar el flujo de trabajo e intercambio de datos, sin comprometer la experiencia o privacidad de datos de los pasajeros”.

Sobre estas nuevas operaciones, Atkinson agrega que se incorporará mayor autonomía, a través de Inteligencia Artificial (IA) en diversos procesos rutinarios, como la auto-atención de pasajeros, y otros más complejos, como la autonomía en despegue y aterrizaje de aviones.

En la industria ya se han observado robots para la asistencia de personas en los aeropuertos, pilotos automáticos o asistencia en vuelo remota.

Las nuevas tecnologías de Inteligencia Digital podrían extenderse a pasaportes sanitarios digitales, identificación electrónica, lectura de huellas y rostros para evitar filas y aglomeraciones, y rastreo de equipaje.

El académico explica que la norma estará en tecnologías de automatización de servicios al cliente, a través de sistemas de identificación biométrica, y servicios de auto-atención.

Esto puede mejorar enormemente la experiencia de pasajeros sin la necesidad de llevar sus tarjetas de embarque, de modo de trasladarse desde un taxi al vuelo de la forma más fluida posible, reduciendo así el contacto con personas y/u objetos que podrían estar contaminados con Covid-19”.

La incorporación de IA también ha avanzado en relación a vuelos autónomos AirBus y Boeing.

A inicios de 2020, Airbus ya realizó despegues y aterrizajes totalmente automáticos usando sistemas inteligentes de visión artificial. En vez de confiar en los sistemas de iluminación del aeropuerto (que muchas veces no son seguros por razones de nubosidad), el despegue controlado por IA es gobernado por sistemas de reconocimiento de imágenes instalados en el avión, cuenta el profesor.

A su vez, añade que las tecnologías de gestión de flujo de pasajeros proporcionarán métodos automáticos y accionables para monitoreo de los viajeros, de modo que los aeropuertos puedan entender y gestionar sus movimientos.

Por ejemplo, utilizando tecnologías de visualización automatizada y personalizada, los aeropuertos pueden enviar mensajes a los pasajeros, a través de todo su viaje en el aeropuerto. Las redes definidas por software (SDN) están haciendo posible que las operaciones en los aeropuertos sean más resilientes y ágiles, pues pueden responder a demandas cambiantes del viaje durante y post pandemia”.

El experto en Inteligencia Artificial (IA) también comenta que se podrían implementar algoritmos que utilizan técnicas de IA y análisis de datos, para controlar el tráfico aéreo; determinar precios adecuados de pasajes según demanda y capacidades; y generar una programación automática de turnos de la tripulación y mantención preventiva, utilizando tecnologías inteligentes de optimización matemática.

En términos de flujo de transporte aéreo y, considerando las altas demandas que se generarán post-pandemia, el profesor asegura que se pueden contemplar soluciones tecnológicas que pronostiquen en base a datos de observación satelital, información de la tripulación que cree planes de vuelo más económicos, inteligentes y flexibles.

seryhumano.com

Tomado de noticias.uai.cl

Si quiere recibir en su celular esta y otras informaciones y artículos descargue Telegram, ingrese al link https://t.me/seryhumano y dele clic a +Unirme

Deja un comentario