El Ser y YO

Porque Él dijo: Ciertamente, ellos son mi pueblo, hijos que no engañarán. Y Él fue su Salvador. En todas sus angustias Él fue afligido, y el ángel de su presencia los salvó; en su amor y en su compasión los redimió, los levantó y los sostuvo todos los días de antaño.

Isaías 63:8-9

Padre de bondad, gracias por el don de la vida, gracias por cuidar mis pasos, gracias por regalarme ángeles que me animan cuando siento que ya no hay salida, gracias por darle paz a mi corazón en los momentos de angustia. 

Hoy te entrego los maravillosos seres que has puesto a mi cuidado, por los nuevos que llegan a llenar de alegría nuestros días, por los que ya están, para que vivamos nuestros días en amor y paz. 

Padre gracias por las oportunidades que asoman cada mañana, Tú sabes qué necesito y confío en que llega en el momento justo, porque tu tiempo es perfecto amoroso Dios. 

Que hoy Tu Palabra sea la luz de mi camino.

Por Jesucristo Tú Hijo nuestro Señor. Amén, amén y amén.

¡DIOS TE BENDIGA!

seryhumano.com

Enviado por Juan Kiklikian

Deja un comentario